Weekly News

Autoridades Impasibles

Cuando se cae un puente nuevo lo más probable es que se deba a una mala construcción y/o a un mal diseño ¿la responsabilidad no es de la entinad nacional supervisora? Y si se cae un puente antiguo que no ha tenido mantenimiento, ¿quién es el responsable? La respuesta también es obvia. Parece ser que en todos los casos la responsabilidad está en manos del Estado.

 

 

Cada algún tiempo circulan en Perú las noticias sobre ciertos puentes dañados por la colisión de un camión con carga excesivamente alta o porque pasó un camión con sobrecarga. De inmediato, las responsabilidades son atribuidas a los conductores o dueños del vehículo. Sin embargo, en muchos casos, la verdad es otra.

Existe en el país una norma que establece que los puentes que cruzan las carreteras deben ser construidos con una altura mínima de 5.50 m., sin embargo, cuando las autoridades otorgan las autorizaciones de construcción, o efectúan las supervisiones, éstas se dan con elevaciones menores. Los transportistas alistan sus cargas con la altura establecida por la norma, pero, finalmente, ya en plena carretera, se dan con la ingrata sorpresa que los puentes son más bajos y chocan sin remedio. ¿Quiénes son responsables de las colisiones? La respuesta es obvia.

Cuando se cae un puente nuevo lo más probable es que se deba a una mala construcción y/o a un mal diseño ¿la responsabilidad no es de la entinad nacional supervisora? Y si se cae un puente antiguo que no ha tenido mantenimiento, ¿quién es el responsable? La respuesta también es obvia. Parece ser que en todos los casos la responsabilidad está en manos del Estado. Luego la solución debería ser fácil de resolver, ¿por qué no se hace?

¿Será que el argumento de descargo de las autoridades responsables es que si el puente se construye más alto o se da el mantenimiento que especifica las normas o se hace una adecuada supervisión, será más caro y prefieren ahorrar para hacer otras obra?. Entonces surge la otra pregunta: ¿entonces por qué no cambian de la norma y convierten a las carreteras más inseguras de lo que ya son? Este problema no solo está en los puentes, también se ve en el radio mínimo de curvas y en la drástica disminución del ancho de las bermas, entre otros. En estos puntos no hay respuesta, solo silencio e impasibilidad. ¿Qué hacer?

Esta es solo una perla de las numerosas contradicciones y deficiencias existentes en la vialidad peruana, entre las normas del sector Transporte y las decisiones que adoptan las autoridades: una cosa dicen las normativa, y otra la realidad. Las autoridades autorizan puentes, carreteras y autopistas con características distintas a las que mandan las normas y las especificaciones técnicas. Y lo que es peor, pocos o nadie intenta solucionar esta situación caótica.

En esta misma edición, el artículo principal sobre Seguridad Vial muestra un panorama desolador en ese aspecto. Las revisiones técnicas que se cumplen parcialmente, deficiente sistema de expediciones de licencias de conducir, inaplicación de las normas de sanción para peatones imprudentes, etc. Todos esos factores influyen en la inseguridad vial, pero más de allá de alguna declaración mediática rimbombante, solo un saludo a la bandera sobre el tema. En resumen, la autoridad impasible y una población indiferente.

Como editorializamos en la edición anterior de esta misma revista, existen en el Perú muchísimas normas elaboradas, pero muy pocas se cumplen por responsabilidad exclusiva de las autoridades. Tal vez muchas de estas normas han sido elaboradas con muy buenas intenciones, pero también sabemos que, como reza el dicho popular, de buenas intenciones está empedrado el camino al infierno.

Desde esta tribuna y desde muchas otras, hemos reiterado nuestro llamado a tomar las cosas en serio. A asumir responsabilidades y compromisos destinados a construir un país mejor, un Perú diferente, más viable para las nuevas generaciones. Sin embargo, poco o nada se ha avanzado. Pese a todo, no nos cansaremos de seguir intentado contribuir con un granito de arena a mejorar el país.

Comparte esta noticia

Noticias relacionadas